Por favor no me mires así…

“Por favor no me mires así” eso fue lo último que atiné decirle. Pero es que tampoco se me ocurría nada. Tenia la mente en blanco y mi alma colgando de un hilo. Él insistía en hacer todo como una despedida más. Pero yo podía sentir la especialidad de la última vez. Y no lo pude decir, por pudor. Tenía miedo de caer en el prototipo de escena pero yo sentía ese algo. Y como si hubieran atado mis manos, lo abracé tratando de no pensar. Y el pensó en regalarme el último beso, y lo hizo. Ahora sí le parecía oportuno el beso y me lo dio. Pero yo lo sentí falso y carente, a la mañana, o unas horas antes habría sido mas genuino. Pero tampoco quería quedarme pensando en eso. Así que miré el reloj y le dije “por favor no me mires así”, y mi frase se inscribió como la más ridícula de la humanidad. Levanté la cabeza, pero ya no en su dirección y me aparte. Y empecé a caminar, necesitaba alejarme primero. Como si yo lo dejaba, que ingenua. Aunque yo me alejaba miles de kilómetros y cruzaba fronteras, mi alma seguía colgando. Y el me dejaría como se los sospechaba, y me lo ocultaría. Y corto el hilo mientras yo me alejaba. Pero yo no lo vi y seguí caminando atada, y cruce el mar, atada. Luego de unos días me escribiría sobre el hilo roto.

(enero, 2005)

Hace unos meses pensaba en la palabra despedida…

Despedir:

Des / pedir

no pedir mas, no necesitar más

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s